Cineclub | ‘Diario íntimo de Adela H.’ (1975)

Atormentada belleza

Francia, 1975. Título original: L’Histoire d’Adèle H.. Director: François Truffaut. Guión: François Truffaut, Suzanne Schiffman, Jean Gruault. Fotografía: Néstor Almendros. Música: Maurice Jaubert. Reparto: Isabelle Adjani, Bruce Robinson, Sylvia Marriott, Joseph Blatchley, François Truffaut, Reubin Dorey. Productora: Les Films du Carrosse.


Casi todo cineasta tiene en su filmografía al menos una película considerada menor, aún siendo una película de gran calidad, a veces, la misma que algunas de sus obras claves. En este caso vamos a hablar de un film “menor” del cineasta francés, François Truffaut.

Diario íntimo de Adela H.’ narra la historia de Adèle Hugo (Isabelle Adjani), segunda hija del gran escritor francés, Victor Hugo, la cual llega a un pueblo de Nueva Escocia allá por 1863, con la esperanza de reencontrarse con un amor pasado, el oficial del ejercito inglés, el teniente Pinson (Bruce Robinson). Una vez allí, el oficial insiste en dar por zanjado el tema, lo cual deriva en Adéle un trastorno mental cercano a la obsesión.

Gracias a un guión inteligentemente elaborado, Truffaut se encarga de mostrarnos imparcialmente la personalidad de Adèle durante la primera parte de la película, lo que nos permite adoptar una actitud muy crítica hacia ésta. Por otro lado la dirección crea hábilmente cierta intimidad entre Adèle y el espectador, la cual nos ayuda a simpatizar o al menos entender las razones de este tormento y los motivos aparentemente maliciosos que inspira. Uno de estos motivos es la muerte de su hermana Léopoldine, quien falleció ahogada a los diecinueve años junto a su marido Charles Vacquerie, el cual murió intentando salvarla. La pasión, el deber, la devoción y el sacrificio de éste, probablemente infundiese la visión de Adèle sobre el amor que más tarde tendría.

Diario intimo de Adele H 02

Francçois Truffaut nos expone el carácter de Adèle, haciendo hincapié en la envidia y los celos de ésta, ¿Se trata de una patología? ¿Simplemente de un caso de romanticismo? ¿O ambas cosas?. Aquí es donde toma importancia el célebre Victor Hugo. Conocido como uno de los escritores románticos franceses más influyentes e importantes de la lengua gala. El poeta francés veía el romanticismo como una luz guiadora o un sexto sentido, no como algo que concierne a la realidad, de modo que entendemos a Adèle como víctima de Pinson, en vez de a la inversa.

La secuencia final es probablemente la escena más afectiva de la cinta. El cruce entre una Adèle deteriorada mental y físicamente con su tan perseguido amor, el oficial Pinson. Muestra que la obsesión y la pena hicieron olvidar la verdadera causa de su tormento. El propósito de estar con él se hizo más fuerte que el recuerdo del mismo.

Uno de los puntos fuertes de la cinta, es el rendimiento hipnótico de Isabelle Adjani, ésta transmite perfectamente la enajenación de una mente afectada por un amor tan desesperado que socava cualquier consideración racional de los hechos de sus acciones. Merecida nominación al Oscar para la joven actriz de 20 años.

Una lograda historia romántica, ambientada a la perfección junto a la bella fotografía del famoso director de fotografía, Néstor Almendros, consigue adentrarnos de lleno en lo que acaba siendo una “pequeña” gran película sobre la segunda hija del célebre Victor Hugo.

| Alejandro Paz | ★★★★ |

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



footer