Cineclub | ‘El extraño del tercer piso’ (1940)

Receta de cine negro, por Boris Ingster

Estados Unidos, 1940. Título original: Stranger on the Third Floor. Director: Boris Ingster. Guión: Frank Partos. Fotografía: Nicholas Musuraca. Música: Roy Webb. Reparto: Peter Lorre, John McGuire, Margaret Tallichet, Charles Waldron, Elisha Cook Jr., Charles Halton, Ethel Griffies, Cliff Clark, Oscar O’Shea, Alec Craig, Otto Hoffman. Productora: RKO Radio Pictures.


Si bien el Cine Negro se podría decir que se remonta a los films de Fritz Lang, ‘M, el vampiro de Düsseldorf’ (1931) o de Josef von Sternberg, ‘La ley del hampa’ (1927), lo que se refiere a la iconografía que identificamos como noir comienza aquí, en un film de bajo presupuesto.

Dirigido por un desconocido Boris Ingster y presentado como un thriller hábilmente actuado por John McGuire y una bella Margaret Tallichet, se nos pone en situación desde el comienzo. Michael Ward (McGuire) es un periodista que es testigo clave en un juicio por asesinato. Su evidencia es fundamental para conseguir un veredicto de culpabilidad contra Joe Briggs. Cuando su novia Jane (Tallichet) pone en duda la culpabilidad de Briggs, Michael es perseguido por su paranoia al sentirse culpable de haber enviado a un hombre inocente a la pena de muerte.

El argumento es simplista pero conciso y entretenido, no obstante es la paranoia, los asesinatos, el misterio, los sueños, los flashbacks, la excentricidad de sus personajes, las calles mojadas y las sombras lo que convierte a la cinta en precursora de la imagen noir.

Estamos ante un film de Serie B vestido de traje de gala gracias al gran trabajo del director de fotografía, Nicholas Musuraca, conocido por su partipación en los films de Jacques Tourneur ‘La mujer pantera’ (1942) y ‘Retorno al pasado’ (1947), que consigue hacer magia con su fotografía haciendo uso de contrastes, planos picados y contrapicados exagerados y sombras expresionistas.

El extraño del tercer piso 02

La cinta, que dura alrededor de una hora, peca en su tono moralista y la brusquedad a la hora de su resolución el cual resta fuerza al conjunto. Aun teniendo una participación mínima, Petter Lorre contribuye al máximo logrando un criminal muy simpático, hipnótico e infantil, muy similar al papel que interpreta en ‘M, el vampiro de Düsseldorf’, uno de los mejores criminales que se han visto en el cine negro.

En conclusión, ‘El extraño del tercer piso‘ es uno de los pilares claves del género noir, pero por desgracia pertenece al grupo de esas tantas películas que pasan sin más pena que gloria por delante de nuestras narices y a las que no prestamos la más mínima atención.

| Alejandro Paz | ★★★★ |

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



footer