Especial | Florence Lawrence

Inaugurando el cielo

Florence Lawrence, nacida en Hamilton, Canadá, en Enero de 1886, pasó a la historia como la primera actriz reconocida del cine, primera estrella de un cielo repleto de personalidades que alguna vez habrán reflexionado y pensado que todo empezó en ella.

En su larga trayectoria apareció en casi 300 películas, se le conoció por numerosos nombres como ‘La Chica Biograph’, ‘La Chica de la Independent Moving Pictures Company of America’, ‘La Chica de las mil caras’, y un largo etcétera. Todo era brillante y grandioso en la vida de Florence, hasta que un día la historia llegó a su fin de una forma no más espectacular. Descubramos su figura con detalles.

Todo empezó cuando se mudó junto a su madre a Nueva York en 1906. Ese mismo año, debutaría en su primer papel y sería contratada por la cinematográfica Vitagraph. Al principio combinó sus apariciones en la gran pantalla con audiciones en Broadway. Sus primeros pasos se dieron gracias a su habilidad para montar a caballo, interpretando así casi todos sus papeles como jinete.

Poco después conoció a D. W. Griffith, director que le buscó para protagonizar ‘The Girl and the Outlaw’ y que propulsaría su carrera en los años posteriores. Dato que lo demuestra es que participó en unos 60 films dirigidos por Griffith solo en 1908.

Ya en 1909 era conocida por todos como ‘La Chica Biograph’ debido a que en esa época los nombres de los actores no aparecían en los títulos de crédito de las películas, para que no recalará en ellos la popularidad del film. Pero en 1910 esta realidad cambiaría. Florence había sido contratada por la Independent Moving Pictures Company of America, y su dueño Carl Laemmle anunció a los medios que la actriz había muerto atropellada. No era cierto. Y, cuando milagrosamente se le vio en ‘The Menden Lute’, Laemmle dijo a los periódicos que la gente estaba tan histérica que se arrancaba la ropa. Tampoco era cierto, pero la histeria hizo que su nombre se quedará en la conciencia pública: Florence Lawrence.

Florence Lawrence 03

En 1912 llegó a formar su propia compañía de cine, Victor Film Company, la cual fue vendida al año siguiente. Este hecho sumado a las numerosas películas que protagonizó durante los años anteriores le hicieron poseedora de una buena fortuna en la época, lo que precipitó su retirada.

A pesar de ello, se vio obligada a volver para un rodaje de su antigua compañía Y casi como una premonición justificando su anterior retirada, ocurrió un accidente que marcaría su declive. La película que debía rodar era ‘Pawns of Destiny’. Durante una escena un incendió se propagó y la actriz sufrió numerosas quemaduras y una fuerte caída. Se mantuvo meses en recuperación para volver y terminar el rodaje. Después de ello se retiró para completar su reposo, pero con el paso de los años su nombre ya no brillaba igual.

En 1921 volvió a Hollywood para intentar retomar su carrera. Actuó en papeles secundarios que ni siquiera aparecían en los créditos. Su madre moriría en 1929. Quizás fue el afán de reconocimiento que le había acompañado toda su vida el que hizo que encargara un lujoso busto de su madre para la tumba. Derroches como este y el crack bursátil la llevaron a perder su fortuna.

Su último retorno a las pantallas se produjo en 1936. Varios papeles para la MGM, donde acompañaba a viejas glorias ahora mal pagadas. Sola, decaída y enferma, fue hallada el 27 de Diciembre de 1938 en su cama, inconsciente. Había intentado suicidarse con insecticida para hormigas. Murió pocas horas después.

Solo nueve años después de enterrar a su madre bajo un lujoso busto, yacía al lado Florence en una tumba sin nombre. Permaneció en el olvido, hasta que en 1991 el actor Roddy McDoowall puso una placa que anuncia: ‘La Chica Biograph / La Primera Estrella de Cine’.

Florence Lawrence 02

Florence Lawrence creó un modelo: bombazo, fama, luz, tragedia… Ahora los focos estaban sobre los actores y actrices, sobre los brazos ejecutores de la magia del cine. El cielo esperaba llenarse de estrellas, y la más brillante servía de guía.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



footer