Notas sobre ‘High-Rise’

Hablan sus creadores

1975. Dos millas al oeste de Londres. El doctor Robert Lang se muda a su nuevo apartamento buscando un desangelado anonimato solo para descubrir que los residentes del edificio no tienen intención de dejarlo en paz. Resignado a las complejas dinámicas sociales que lo rodean, Lang afronta la situación y se convierte en un buen vecino. Mientras trata de establecer su posición, los buenos modales y la salud de Lang se desintegran con el edificio. Las luces se apagan y los ascensores no funcionan, pero la fiesta continúa. La gente es el problema. La bebida, la moneda de cambio. El sexo, la panacea.

Sobre J.G. Ballard

J.G. Ballard (1930-2009) fue un autor británico figura clave en el movimiento de la New Wave en la ciencia ficción, llegando a ser considerado como uno de los escritores más importantes del Siglo XX.

Ballard pasó su infancia en Shangai, China. Sus experiencias no tendrían un efecto duradero en él. Cuando era joven se instaló en Shepperton, Inglaterra, y después de estudiar medicina comenzó su carrera como escritor. La mezcla distópica de la sexualidad, la alienación y la característica de la tecnología de su escritura, pronto hicieron de Ballard una figura prominente en la literatura postmoderna. Entre sus obras más famosas están ‘The Atrocity Exhibition’, ‘The Drowned World’, ‘Cocaine Nights’, ‘Crash’, ‘Empire of the Sun’, ‘High-Rise’, ‘Super-Cannes’ y ‘Concrete Island’.

La distinción literaria de la obra de Ballard dio lugar al adjetivo “ballardiano”, definido por el diccionario Collings inglés como “parecido o sugestivo de las condiciones descritas en las novelas de J.G. Ballard y las historias, sobre todo la modernidad distópica, paisajes artificiales sombríos y los efectos psicológicos de los avances tecnológicos, sociales o medioambientales”.

High Rise 02

Declaración del director Ben Wheatley

‘High-Rise’ es una interpretación respetuosa de la novela de J.G. Ballard escrita en 1975, y supone la culminación de mi cine hasta la fecha. Me he esforzado para combinar la intensidad emocional de ‘Down Terrace’ (2009) y ‘Kill List’ (2011), la comedia de ‘Turistas’ (2012) y los ejercicios formales de ‘A Field in England’ (2013). Yo espero que les sea divertida y audazmente impactante.

Me gustaría dar las gracias a todo el reparto por sus increíbles actuaciones. Gracias en particular a Tom Hiddleston que renunció a todo, incluyendo su ropa, para traer el Dr. Robert Lang a la pantalla con gracia, inteligencia y vulnerabilidad emocional, lo que me permite la captura del tono ballardiano.

Declaración del guionista Amy Jump

No recuerdo otra cosa más que la ansiedad cuando pienso acerca de crecer en el Londres de finales de los 70. Calles llenas de mierda, escombros y metal oxidado. El caminar detrás de un carrito de la compra a lo largo del túnel lleno de humo infernal al final de Finchley Road. Observé que los adultos tienen su diversión desordenada y se preguntan dónde terminará todo. Hay personas con una mayor comprensión de las intenciones filosóficas y formalistas de Ballard, pero sé lo que es perderse en ese edificio. Algunos de los ecos que resuenan a través de los conductos de calefacción escondidos de la película son míos, pero ‘High-Rise’ fue, por supuesto, construido por el señor J.G. Ballard. Por ello, quisiera expresar mi humilde agradecimiento al autor, su familia y al señor Thomas por darme la oportunidad de establecer mi residencia durante un corto periodo de tiempo.

Clint Mansell, compositor

Compositor y músico, Clint Mansell comenzó su viaje musical en la ciudad de Stourbridge, Inglaterra. Como líder de Pop Will Eat Itself, Clint lanzó siete álbumes entre 1987 y 1996.

Su debut en el cine vino con la oportunidad que le proporcionó Darren Aronofsky en su aclamada cinta independiente ‘Pi, fe en el caos’ (1998), colaboración que continuaría en la ambiciosa cinta ‘Réquiem por un sueño’ (2000) y en ‘La fuente de la vida’ (2006), valiéndole esta última su primera nominación a los Globos de Oro.

La idea de una coalición Ballard-Wheatley-Mansell era más de lo que jamás hubiera imaginado en aquellos pasillos polvorientes en los años 70/80. “Cuando llegó la oportunidad, por desgracia, se produjo en un momento de trauma personal y tuve que dejar pasar el proyecto”. El universo, sin embargo, tenía otros planes, “Ben me dio el espacio, el tiempo y el entendimiento, para encontrar mi camino en la película. Es exactamente lo que uno busca en un colaborador. La música se convierte en una verdadera aventura conjunta cuando se termina en un lugar que nunca podría haber imaginado al comienzo de la jornada. Me encanta el estilo ‘Rise’ y estoy muy excitado de que pueda ser vista”.

High Rise 03

Fuente: Unión Cine CiudadEuropa Cinemas

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



footer